Muchas personas se preguntan si es posible obtener un castaño grande y hermoso de un castaño recién recogido, así que hoy propongo traerles algunas respuestas.

Dos métodos:

Un primer método muy simple es plantar las semillas (castañas) afuera tan pronto como se caigan, pero esta opción le da menos control sobre el crecimiento de las semillas.

La otra opción es almacenar las semillas y luego cultivarlas dentro. Esto le permite plantar plántulas la primavera siguiente. Con esta opción, hay menos posibilidades de que las semillas se echen a perder debido a condiciones climáticas extremas o sean comidas por roedores, así como por otros animales.

En este artículo, discutiré la segunda opción, porque le permite tener un poco más de control sobre las semillas en crecimiento, pero si tiene muchas semillas y tierra, puede optar por la 1ª opción.

Las semillas de castaño o nueces se producen a partir de las flores femeninas del árbol. Algunas de las flores femeninas se convierten en frutos espinosos que contienen las semillas de castaño. Estas frutas tienen una cáscara espinosa que se abrirá en el otoño y liberará varias frutas aplanadas en al menos un lado.

Recolección

Las semillas se pueden recoger del suelo o cosechar a principios de octubre cortando la fruta del árbol y luego almacenándola en un lugar fresco hasta que la cáscara se divida. Una vez que las castañas son despojadas de sus conchas, deben colocarse inmediatamente en una bolsa de plástico o cubo con agujeros y llenarse con turba húmeda. Cada castaña debe estar completamente rodeada de musgo de turba y no debe tocar el costado del recipiente u otras castañas.

Almacenamiento y germinación

Las castañas se pueden almacenar en un refrigerador a una temperatura entre 0 y 1 ° C durante dos o tres años. Las castañas necesitarán un mínimo de dos a tres meses de frío antes de germinar.

Después del almacenamiento en frío, los castaños se pueden plantar en el interior alrededor de febrero y marzo. Las semillas deben colocarse en un alféizar cálido y soleado o en un invernadero a una temperatura de 21-25 ° C.

Los cartones de leche de cartón de 1L con el fondo cortado son buenas ollas. El fondo de los cartones se puede cubrir con un mosquitero o un paño para evitar que el suelo se caiga y permitir una aireación suficiente de las raíces.

La plantación

Las castañas tienden a pudrirse en suelos compactados, por lo que un medio de cultivo con mucho material fibroso es una buena opción. Los suelos para macetas sin suelo con mucha corteza compostada son una buena opción. Estas mezclas proporcionan mucha aireación y ayudan a preservar el cepellón cuando llega el momento de trasplantar las plantas.

Las castañas deben plantarse a 3 cm de profundidad, con el lado plano hacia abajo. Asegúrese de mantener el suelo húmedo, no mojado, y de vez en cuando agregue una solución diluida de fertilizante completo.

Las plántulas deben estar listas para el trasplante a mediados de mayo después de la última helada peligrosa. Antes de trasplantar, es una buena idea “endurecer” las plántulas. Para ello, colócalos al aire libre y expóngalos gradualmente al sol y a los fuertes vientos.

Al plantar plántulas, haga un agujero dos veces más grande que el cepellón. Asegúrese de quitar el resto de la cáscara de castaño que está unida a la raíz. Esto ayuda a evitar que los animales saquen las plántulas para llegar a las castañas.

Al igual que los arándanos y las azaleas, los castaños prefieren suelos ácidos bien drenados.

Protección

Para ayudar a prevenir el daño de roedores y otros animales salvajes, se deben usar refugios para árboles y jaulas de alambre de tela. Coloque refugios de árboles de 60 cm de altura, hundidos 5-8 cm en el suelo, alrededor de las plántulas. Luego, coloque una jaula de metal de 1 m20 a 1 m50 de altura alrededor del refugio del árbol y pinche firmemente en su lugar.

Asegúrese de dar a las plántulas mucha agua y mantener un área de 60 cm a su alrededor libre de malezas. Las plántulas trasplantadas no deben fertilizarse en el primer año, a menos que haya un problema.

Por ejemplo, si las hojas se vuelven amarillas antes de principios de agosto, se puede aplicar un poco de fertilizante que contenga nitrógeno.

Los castaños deben estar separados 9-12 m para dejar suficiente espacio para el crecimiento.

Con una buena planificación y un poco de suerte, deberías tener un buen comienzo para cultivar castaños sanos.