¡Qué alegría tenerlos con nosotros! Símbolos de elegancia y feminidad, las rosas se encuentran entre las plantas más populares. Sus variedades de colores representan el amor, la amistad y la gratitud y aportan un toque cálido a nuestro jardín. Sin embargo, una floración exitosa depende de la atención que le dediquemos a nuestra planta a diario. Aquí hay algunas técnicas de mantenimiento y riego que darán una segunda vida a sus flores según los consejos de Alain Tur, jardinero en Haute-Garonne.

Para preservar las características decorativas de un rosal, se deben tomar precauciones simples. Tienen en cuenta los parámetros esenciales para su crecimiento, como su entorno, su exposición, su fertilización y su riego.

¿Las rosas requieren un riego especial para mantenerlas en perfectas condiciones?

Podría decirse que el tema del riego es la culminación de cualquier proceso de conservación de plantas.  La falta de agua y, por el contrario, el riego excesivo puede ser perjudicial para sus flores y plantas.

– Riego en el momento adecuado según la temporada para un buen crecimiento de las rosas.

Rosal

pinterest-logo

Rosal – Fuente: spm

En primavera y verano, el rosal es sin duda el arbusto de flores más popular. Difícil elegir uno ante sus múltiples facetas. De hecho, esta planta con flores está disponible en varios tamaños, desde unos pocos centímetros hasta varios metros, y se puede cultivar en el jardín. Utilizado en maceta, en el borde o en el fondo de tu exterior, el rosal te hará disfrutar de su follaje, de todos sus aromas, formas y colores si eliges varias variedades. Si la plantas bien, te será fácil de mantener e incluso te sorprenderá la cantidad de flores que crecen cada año.

regar rosas

pinterest-logo

Riego de rosas – Fuente: spm

En general, las rosas tienen un sistema de raíces que se desarrolla en lo profundo del suelo. Por eso no necesitan mucha agua. Eso sí, los riegos en épocas de altas temperaturas deben ser más abundantes. Sin embargo, el suelo no debe ser arenoso, a riesgo de retener muy poca agua. A diferencia de las plantas en el suelo, que requieren solo un riego por semana, las rosas en macetas requieren varios riegos por semana. No obstante, es recomendable tener en cuenta las condiciones climáticas e introducir regularmente el dedo unos centímetros para comprobar si el suelo no está siempre húmedo.

– Mulching, una alternativa de riego natural

triturado

pinterest-logo

Acolchado – Fuente: spm

Para obtener un suelo húmedo y fresco con el tiempo, puedes optar por un mantillo que aporte a tu planta todos los minerales que necesita y reduzca la frecuencia de deshierbe en la base del rosal. Para obtener un hermoso follaje,  no descuides esta técnica muy beneficiosa para el suelo de tu rosal. Cada año, puedes proporcionarle fertilizantes naturales como compost, estiércol descompuesto. Al optar por el mulching, su agua se conservará mejor y la evaporación será limitada. Como aporta nutrientes a la planta, el mantillo protege a la planta y regula su temperatura, lo que contribuye a su desarrollo. Al adoptar este método, reducirá la frecuencia de riego a la mitad.

– Las rosas cortadas requieren riego de abandono

Ramo de rosas

pinterest-logo

Ramo de rosas – Fuente: spm

Las rosas cortadas son perfectas para componer un bonito ramo en un jarrón. También son útiles a la hora de hacer un esqueje al final de la floración. Por eso es fundamental mantenerlos prestando mucha atención a su hidratación y exposición. Evite exponer sus rosas a la luz solar directa, que puede estropearse demasiado rápido. Para conservar sus maravillosos pétalos, es necesario proporcionarles más agua. El florero que los contiene no solo debe mantenerse limpio sino que debe llenarse hasta la altura de los tallos. Para evitar acabar con flores marchitas, es fundamental cambiar periódicamente el agua de tu jarrón y  podar los tallos. para una mejor hidratación. Para dar más viveza a tus rosas, es necesario garantizar un pH equilibrado en el agua. Para ello, echa una aspirina en tu jarrón antes de poner en él tus rosas, un formidable truco de abuela.

¿El café molido es bueno para las rosas?

Por contener nitrógeno y fosfato, los posos de café son un excelente abono para tus rosas, ya que permite el desarrollo vegetativo y radicular de estas plantas. Simplemente vierta 220 g de café molido alrededor de su rosal o agréguelo al compost y riegue su arbusto con 7 litros de agua.

Para prolongar la vida de las flores de su jardín o de las rosas en maceta, se debe prestar especial atención al riego. Dado que el agua es una necesidad vital para todas las especies de plantas, es esencial dominar los métodos y frecuencias de riego. Al hacer esto, ¡obtendrá hermosas rosas frescas en perfecto estado de salud!