Por lo general, las manchas de óxido se forman con facilidad en los pisos, los azulejos y la ropa. Con un tono que va del marrón al rojizo, son fáciles de detectar, pero siguen siendo muy difíciles de eliminar.

Estas manchas tienden a formarse en contacto con el hierro: por ejemplo, en los suelos se pueden formar cerca de un portón o una puerta, en la ropa también si está colgada de un perchero de cuerda o de un perchero viejo. Por supuesto, existen productos específicos para eliminarlos, pero a menudo contienen productos químicos agresivos.

Es mucho más fácil utilizar remedios naturales, aprovechando los productos que ya tenemos en casa. ¡Veamos cómo puedes eliminar esas manchas de óxido de manera rápida y efectiva!

¿Cómo quitar las manchas de óxido de los azulejos?

Muy a menudo, las manchas de óxido aparecen en los azulejos, especialmente en el baño, cerca de las tuberías de hierro del lavabo, el inodoro y la ducha.

También podría formarse óxido en los azulejos de la cocina. Puedes usar los mismos trucos para deshacerte de ese óxido que se atasca ahí de vez en cuando.

Pero también hay otros remedios en los que no necesariamente pensamos.

melaza

pinterest-logo

Melaza – Fuente: spm

El truco de la melaza

La melaza es un extracto de caña de azúcar que, además de tener un buen sabor, tiene propiedades desengrasantes.

Para usar, simplemente disuelva media taza en dos litros de agua. Sumerja una esponja en el líquido y limpie los azulejos.

Frote vigorosamente hasta que la mancha desaparezca. Finalmente, enjuague con agua tibia.

Papa

pinterest-logo

Patata – Fuente: spm

el truco de la patata

Sorpresa: ¡la patata también tiene su pequeño efecto! Y además, este remedio es súper fácil y muy efectivo.
Solo necesitas tomar una papa cruda y cortarla por la mitad. Luego, frótalo sobre las baldosas usando el lado cortado.

Dejar actuar de 9 a 10 horas, luego enjuagar con agua tibia.

Gracias a su acción disolvente, la patata disolverá perfectamente los depósitos de óxido.

Resultado: ¡sus baldosas quedarán limpias y relucientes!

Cómo quitar las manchas de óxido de la ropa:

¿Has notado que aparece una mancha de óxido en tu camiseta o camisa favorita?

Tenga la seguridad de que no es catastrófico, puede eliminarlo fácilmente usando varios trucos.

El truco del vinagre blanco

El vinagre blanco tiene   un potente efecto desengrasante y una fuerte acidez que eliminará rápidamente el óxido adherido a la tela.

Modo de empleo: tomar papel de aluminio, sumergirlo en vinagre blanco y frotar activamente sobre la mancha.

Déjalo actuar durante unas horas y espera a que se seque. Si es necesario, repita este proceso.

Luego lava la prenda como de costumbre. Después del lavado, la mancha se eliminará de forma permanente.

Truco de bicarbonato de sodio:

Una auténtica arma contra el óxido, el bicarbonato de sodio es uno de los remedios naturales más efectivos para la limpieza de la casa. En unos minutos actuará directamente sobre la mancha para hacerla desaparecer por completo y dar brillo al tejido.

Como beneficio adicional, su uso es muy simple: solo toma un puñado de bicarbonato de sodio y mézclalo con un poco de agua. No es necesario disolver el bicarbonato de sodio en agua, solo humedecerlo hasta obtener una pasta.

Aplícalo sobre la  mancha  y déjalo actuar. Una vez seco, enjuague con agua tibia.

limón y sal

pinterest-logo

Limón y sal – Fuente: spm

El truco de la sal y el limón

¿Un remedio rápido y fácil? ¡Opta por la mezcla de sal y  limón  que absorberá y eliminará todas las manchas de óxido!

Coge sal fina y espolvoréala sobre la parte manchada de la tela.

Luego exprime medio limón por encima, dejando que el jugo penetre en la parte manchada.

Coloca la prenda al sol y espera a que se seque. Por último, lávala como de costumbre.
El poder absorbente de la sal, combinado con la acción desengrasante del limón, eliminará la mancha y devolverá a la prenda su color original.

¿Cómo quitar las manchas de óxido de los suelos?

Quitar las manchas de óxido de los suelos requiere ciertas precauciones y un mantenimiento específico.

Así que tenga mucho cuidado de prestar siempre atención al material para evitar dañarlo.

el truco de la sal

Para suelos de mármol o madera, se debe evitar el limón y el bicarbonato, por ejemplo, por su efecto abrasivo que puede dañar el suelo.

La mejor solución en este caso es la sal, que deberá untarse sobre la mancha y luego humedecerse con agua tibia.

Déjalo actuar durante varias horas o incluso un día entero para que absorba completamente la mancha.

Repite este truco si la mancha aún persiste.

el truco del limon

Para suelos de cerámica, la mejor solución es el uso de limón.

¡Simplemente rocíe jugo de limón sobre la mancha de óxido y desaparecerá mágicamente!

Luego enjuague bien con agua tibia.

NB   Antes de usar los remedios naturales sugeridos, siempre lea las instrucciones de producción para evitar daños a la ropa, pisos o azulejos. ¡Cuidado en particular con el hierro oxidado!