Cómo cuidar la sansevieria en pocos pasos.

 

Sansevieria es una de las plantas de interior más comunes, es una planta de hoja perenne que necesita poca atención, pero con algunos trucos puedes hacer que crezca aún más rápido.

  • Fertilizante La fertilización para esta planta es fundamental, utiliza un fertilizante
    para suculentas (debe contener nitrógeno, fósforo y potasio).
    La fertilización debe llevarse a cabo dos veces al mes en primavera y verano, pero debe suspenderse durante el invierno y el otoño.
    Si prefieres el uso de fertilizantes naturales, puedes optar por posos de café.
  • Replantar
    Al menos una vez cada dos años, es necesario transferir la sansevieria a una olla más grande. El momento perfecto para hacer esta transición es marzo, con el inicio de la primavera.
    Maneje las raíces con cuidado para evitar romperlas y siempre elija macetas de barro con orificios de drenaje.
  • Exposición al
    sol 
    A pesar de ser una planta de interior, la sansevieria durante los meses de verano puede estar expuesta a la luz solar directa. Evite solo las horas más calurosas del día.

  • Limpieza de hojas 
    Para promover la fotosíntesis adecuada, es necesario mantener las hojas de la planta bien limpias.
    Disuelva 30 g de jabón de Marsella en medio litro de agua y use la mezcla para limpiar las hojas y eliminar las capas de polvo, ayudado con un paño suave.