A menudo, después de hacer la pasta, vertemos el agua directamente en el fregadero. Sin embargo, esto es un error porque te permitirá disfrutar de una gran ventaja: cuidar tus plantas. ¡Descubre cómo usarlo para tener hermosos cultivos!

El agua de la pasta muchas veces se tira por el desagüe sin que podamos disfrutar plenamente de sus beneficios. Y por una buena razón, más allá de cuidar tus plantas, puede permitirte disfrutar de otras ventajas insospechadas. ¡Es por esta razón que es necesario conservar algunos tan a menudo como sea posible!

El agua de cocción de la pasta es muy útil para regar las plantas. Esta técnica es poco conocida pero puede aportar importantes nutrientes a tus  plantas  en macetas o sembradas en tu jardín.

Perfecto como agua para las plantas.

Cocinar pasta para agua

pinterest-logo

Cocción de pasta para agua – fuente: spm

Es fundamental regar las plantas para mantenerlas sanas. Solo que no es necesario utilizar agua mineral ni agua del grifo.

Puede reciclar el agua de cocción de la pasta, que primero debe dejarse enfriar. No se debe utilizar si se ha salado previamente.

Cuando se cumplan estas condiciones, habrá que verterlo en una regadera para regar tus plantas.

Notarás los beneficios en poco tiempo porque el agua  en cuestión es rica en almidón y sales minerales. ¡Así, fertilizarás el suelo sin usar fertilizantes!

Reciclar el agua de cocción de la pasta

riego de plantas

pinterest-logo

Riego de plantas – fuente: spm

Hay diferentes formas de reciclar el agua de cocción de la pasta.

  • Dale brillo a tu cabello: Esto parece un truco inusual pero funciona. Con el agua de pasta puedes darle a tu cabello un hermoso brillo. Para hacer esto, vierta cuidadosamente el agua enfriada sobre su cabeza. El cabello debe estar completamente húmedo de antemano. Deje reposar el agua durante diez minutos. Luego enjuague con agua limpia o con un champú suave.
  • Remojar las legumbres: Lentejas, habas, garbanzos… muchas legumbres necesitan remojarse antes de cocinarlas, preferiblemente durante la noche. Esto acorta los tiempos de cocción, ahorra energía y, sobre todo, hace que estos alimentos sean más digeribles. En lugar de usar agua, también puedes remojarlos en agua de pasta.
  • Uso para sopas y guisos: al igual que con las salsas, también puede agregar agua de cocción a cualquier sopa o guiso. Para hacer esto, simplemente vierta el agua de la pasta en ellos. El almidón en el agua espesa un poco la sopa.
  • Desengrasar la vajilla: Limpiar la vajilla sucia con el agua de cocción de la pasta permite utilizar muy poco jabón y obtener una vajilla perfectamente desengrasada y brillante. Simplemente llene el fregadero con el agua de cocción, deje los platos en remojo durante unos minutos y luego enjuáguelos con una esponja y líquido para lavar platos.