Con las altas temperaturas del verano y la ausencia de aire acondicionado, es difícil soportar el calor intenso. Sin embargo, existen formas sencillas y accesibles de ayudarlo a refrescarse con los medios a bordo y a un costo menor. Entonces toma una simple toalla para poner en práctica estos 4 métodos infalibles.

Enfriar la casa durante los períodos de mucho calor es esencial. Sin embargo, no todos tienen los medios para equipar su hogar con un aire acondicionado. Es por ello que a diario se utilizan medios más sencillos y económicos para bajar la temperatura interior y aportar más frescor. Con una simple toalla, puedes implementar técnicas inteligentes para combatir el calor del verano. Te explicamos cómo proceder.

¿Cómo puede una simple toalla ayudarte a combatir el calor?

Es muy posible refrescar la casa sin utilizar el aire acondicionado. Gracias a una simple toalla, podrás mantenerte fresco durante largas horas. De hecho, esta simple pieza rectangular de tela se puede utilizar de diferentes maneras para luchar contra el calor. Aquí hay 4 técnicas con las que es fácil experimentar.

– Cuelgue toallas recién lavadas en un tendedero

colgando toallas

pinterest-logo

Colgar toallas – Fuente: spm

Es posible refrescar su hogar simplemente secando toallas dentro de la casa. Una vez retiradas de la máquina, cuelgue las toallas aún húmedas en una rejilla de secado. La evaporación del agua contenida en las toallas ayudará a absorber el calor y por lo tanto a humedecer el aire ambiente. Es posible colocar el tendedero cerca de aberturas y ventanas. Además de reducir el tiempo de secado de sus toallas, este método difundirá un soplo natural de aire fresco dentro de la casa. Para mejores resultados, recomendamos humedecer las toallas con agua helada.

– Poner una toalla mojada en la cama antes de dormir

Este truco, llamado “método egipcio”, fue adoptado por los egipcios para mantener el cuerpo fresco durante la noche. Así que, para dejar de pasar calor por la noche, basta con mojar una toalla con agua fría y escurrirla antes de colocarla sobre el colchón. Luego puede acostarse en la cama y disfrutar de una buena noche de sueño.

– Coloque una toalla húmeda frente al ventilador.

Abanico 8

pinterest-logo

Ventilador – Fuente: spm

El ventilador es uno de los dispositivos más utilizados para luchar contra las temperaturas que suben en verano. Si lo tienes en casa, te encantará descubrir esta nueva forma de disfrutarlo. Luego extienda una toalla mojada frente al ventilador y disfrute de la ligera y agradable brisa que se difundirá. El mismo efecto se puede lograr con una botella de agua fría colocada frente al ventilador. No dudes en colocar el aparato frente a la ventana para evacuar más fácilmente el aire caliente de la habitación.

– Prueba la toalla refrescante

Refrescante toalla

pinterest-logo

Toalla refrescante – Fuente: spm

Para hacer frente al fuerte calor del verano, las toallas refrescantes están disponibles en el mercado. Utilizados principalmente para el deporte, estos pueden ayudarlo a soportar el calor intenso más fácilmente. El principio es simple: simplemente sumerja la toalla refrescante en agua, escúrrala y agítela antes de usarla. El tejido utilizado a base de alcohol polivinílico producirá un efecto refrescante inmediato gracias a la evaporación del agua. Una vez listo para usar, colóquelo en el cuello o la cabeza para mayor comodidad. Esta pieza de tela también puede protegerte del sol durante el día.

Si te cuesta soportar estas épocas de mucho calor, prueba las diferentes puntas de la toalla sin más dilación. Accesibles y fáciles de implementar, estos métodos te ayudarán a refrescarte sin tener que recurrir al aire acondicionado.