1. Elija la variedad adecuada de judías verdes

Hay muchas variedades de judías verdes, y elegir la adecuada para tu jardín es clave para obtener una cosecha abundante y sabrosa.

Las variedades difieren principalmente en tamaño, color y forma. Entre los más populares están:

  • El frijol verde enano: no requiere soporte para crecer y es ideal para espacios reducidos o cultivos en contenedores.
  • La judía verde trepadora: necesita un apoyo para trepar y puede alcanzar varios metros de altura. Generalmente es más productivo que el frijol arbustivo.
  • La judía verde morada: tiene un atractivo color morado y un sabor ligeramente diferente a otras variedades.
  • Frijol mantecoso: tiene una textura más suave y un sabor ligeramente dulce. También es menos fibrosa que otras variedades.

Antes de elegir su variedad, considere cuánto espacio tiene, cuánto tiempo tiene para cuidar sus plantas y sus preferencias de sabor.

2. Preparar la tierra para el cultivo de judías verdes

Las judías verdes crecen bien en suelos ligeros, bien drenados y fértiles.

Para preparar el suelo, sigue estos pasos:

  1. Enriquece el suelo: las judías verdes necesitan un suelo rico en materia orgánica para crecer bien. Agregue compost o estiércol bien descompuesto a su suelo unas semanas antes de plantar.
  2. Asegure un buen drenaje: si su suelo es pesado y retiene demasiada agua, agregue arena o grava para mejorar el drenaje.
  3. Pruebe el pH: las judías verdes prefieren suelos ligeramente ácidos a neutros, con un pH de 6 a 7. Pruebe el pH y ajuste si es necesario con cal o azufre.
  4. Elimine las malas hierbas: Quite las malas hierbas del área de plantación para evitar la competencia con las judías verdes.

3. Siembra y planta judías verdes

Las judías verdes necesitan calor para germinar, por lo que es importante sembrarlas después de todo peligro de heladas.

Sigue estos consejos para sembrar y plantar tus judías verdes:

  • Plante en el momento adecuado: las judías verdes necesitan calor para germinar, así que espere hasta que la temperatura del suelo alcance al menos 15 °C antes de sembrar. En general, esto corresponde al final de la primavera o al comienzo del verano.
  • Respete las distancias de plantación: plante las semillas de judía verde a una distancia de 5 a 10 cm entre cada semilla y de 40 a 60 cm entre las hileras. Para los frijoles trepadores, proporcione soporte cerca de las semillas.
  • Riegue regularmente: las judías verdes necesitan tierra húmeda para germinar. Riegue regularmente hasta la germinación, luego reduzca el riego para evitar que las raíces se pudran.

4. Mantener y proteger las plantas de judías verdes

Para obtener una cosecha abundante y saludable, es importante mantener y proteger sus plantas de judías verdes.

Aquí hay algunos consejos :

  • Riegue regularmente: las judías verdes necesitan agua para crecer, especialmente durante el período de floración y formación de vainas. Riegue regularmente, pero evite el exceso de agua que podría promover enfermedades.
  • Cubra el suelo: Un mantillo orgánico, como paja o astillas de madera, ayuda a conservar la humedad, regular la temperatura del suelo y reducir el crecimiento de malezas. Aplique un mantillo de unos 5 cm de espesor alrededor de sus plantas de judías verdes.
  • Protege tus plantas de las plagas: Las judías verdes pueden ser atacadas por diversas plagas, como pulgones, babosas y caracoles. Supervise sus plantas con regularidad y utilice métodos de control biológico o tratamientos adecuados en caso de infestación.
  • Frijoles de poste de estaca: Los frijoles de poste necesitan apoyo para crecer. Instale estacas, enrejados o redes para permitir que sus plantas trepen bien y soporten el peso de las vainas.
  • Practique la rotación de cultivos: para prevenir enfermedades y agotar los nutrientes del suelo, cambie la ubicación de sus judías verdes cada año y practique la rotación de cultivos con otras verduras.

5. Cosechar y almacenar judías verdes

Las judías verdes están listas para cosechar entre 60 y 70 días después de la siembra, según la variedad y las condiciones de cultivo.

Siga estos consejos para cosechar y almacenar sus judías verdes:

  • Coseche en el momento adecuado: las judías verdes son mejores cuando se cosechan jóvenes y antes de que las semillas estén demasiado desarrolladas. Las vainas deben ser firmes, crujientes y de color uniforme. En general, las judías verdes están listas para cosechar cuando su diámetro es de unos 6 a 8 mm.
  • Coseche con cuidado: las judías verdes son frágiles y pueden dañarse durante la cosecha. Usa un cuchillo o unas tijeras para cortar las vainas de la planta en lugar de sacarlas con la mano.
  • Guarde sus judías verdes: las judías verdes se mantendrán en el refrigerador durante aproximadamente una semana en una bolsa de plástico perforada o en un recipiente hermético. También puede blanquearlos y congelarlos para un almacenamiento más prolongado.
  • DISFRUTA DE TUS JUDIAS VERDES: cocina y disfruta de tus judías verdes frescas para disfrutar de su sabor, textura y beneficios nutricionales. Se pueden comer crudos, al vapor, salteados, a la plancha o incorporados a diversas recetas.

Siguiendo estos secretos y técnicas de cultivo, puede cultivar con éxito judías verdes en su jardín y disfrutar de sus deliciosos sabores y muchos beneficios para la salud. Siéntase libre de experimentar con diferentes variedades y métodos de cultivo para encontrar lo que funciona mejor para usted y su jardín. ¡Buena cultura y buen apetito!