Crujiente por fuera y esponjoso por dentro… Ya conoces las famosas patatas al horno, como “patatas” que se comen solas o como simple acompañamiento de un plato de carne pero siempre con un sabor exquisito. Si ya se te hace la boca agua y quieres hacer patatas al horno perfectas que se derritan en tu boca, te desvelamos el truco imperdible de los chefs para triunfarles.

 

Apreciadas por todos, las papas al horno no son fáciles de preparar. Entre usar la temperatura correcta, un horno o ventilador estático o los ingredientes correctos, puede ser complicado. Un ingrediente revelado por los chefs, sin embargo, será beneficioso para usted para tener éxito con buenas papas crujientes.

Patatas al horno

Receta de patatas al horno: el consejo del chef

Es gracias al bicarbonato de sodio que puedes tener papas tan crujientes y derretidas. A través de un proceso químico natural, este versátil polvo blanco hace que la superficie de la papa sea porosa y dentada. Para esto, es suficiente sumergir las papas cortadas en cuartos o papas fritas, en agua hirviendo mezclada con una cucharadita de bicarbonato de sodio.

Lee también: Tus gafas estarán como nuevas en 2 minutos: frótalas con un ingrediente mágico

El propósito de este proceso es cambiar la papa de un pH ácido a un pH alcalino. Esta transformación permite desintegrar el exterior de la patata que absorberá el condimento y le dará textura en la superficie. Además, el bicarbonato de sodio ayudará a descomponer la pectina en la papa y llevar el almidón a la superficie. Las papas estarán más firmes y crujientes después de la cocción.

El proceso consiste en precocinar las rodajas de patata hirviéndolas durante unos 5 minutos, como se explicó anteriormente antes de meterlas en el horno, sazonadas con aceite de oliva, dos dientes de ajo picados, romero seco o fresco y sal y pimienta.

Poner en el horno en una bandeja para hornear forrada con papel de hornear. Cocine durante 25 minutos, luego voltee las rodajas de papa y cocine durante unos 20 minutos.

Para las papas exitosas, es recomendable elegir una variedad particular de papas, a saber, Charlotte o Amandine por su carne harinosa que se adapta perfectamente a esta receta.

¿Cómo hacer papas con cebollino?

Patata con salsa de cebollino

Al igual que las patatas al horno tradicionales, esta receta también es fácil, rápida y sabrosa. Su secreto radica en la adición de requesón y cebollino: ¡un verdadero placer!

Para prepararlos, necesitarás:

  • 4 patatas
  • 250 g de queso fresco de cabra preferiblemente sin grasa
  • 1 manojo de cebollino
  • Flor de sal
  • Una chalota
  • Ralladura de limón
  • Pimienta Espelette
  • Sal y pimienta

Comience precalentando el horno a 180°.

  • Limpie las papas manteniéndolas enteras
  • Pincha con un tenedor para que no revienten durante la cocción
  • Envuelva las papas individualmente en papel de horno
  • Poner en el horno durante 40 minutos, comprobando la cocción con la punta de un cuchillo

Una vez cocidos, puedes servirlos con una nuez de mantequilla o espolvoreados con flor de sal. Para los más codiciosos, una salsa de cebollino será aún más recomendable.

Lea también: ¿Por qué es importante dejar de tirar agua de cocción de papa por el fregadero?

Para preparar la salsa de cebollino, pica la chalota, luego agrégala al queso de cabra espolvoreando todo con pimienta Espelette, sal, ralladura de limón y finalmente cebollino finamente picado.

Al acompañar tus papas con esta salsa, harás un viaje culinario lleno de sabores. ¡Disfruta de tu comida!

Lea también: ¿Cómo hacer empanadas de papa crujientes? Un ingrediente secreto marca la diferencia