Si quieres tener un rostro con una piel sedosa, sin arrugas, suave y nutrida, puedes aplicar una mascarilla a base de yogur al menos una vez a la semana.
Mascarilla facial casera

Esta mascarilla es excelente para eliminar arrugas e imperfecciones de la piel de forma rápida y eficaz. Descubramos cómo se debe preparar para tener una piel sedosa y sin arrugas.

Propiedades del yogur para una piel sedosa y sin arrugas

El yogur tiene numerosas propiedades beneficiosas para la piel, que lo convierten en un ingrediente habitual en muchas composiciones  de belleza caseras . En primer lugar, tiene propiedades purificantes y astringentes, que ayudan a eliminar las impurezas y cerrar los poros de la piel.

Piel sedosa y sin arrugas, mascarilla facial

Además, el yogur es rico en ácido láctico, que ayuda a exfoliar la piel , eliminando las células muertas y estimulando la producción de células nuevas. Esto lo convierte en un ingrediente eficaz para reducir las arrugas y las manchas oscuras de la piel.

Sus propiedades calmantes y antiinflamatorias pueden ayudar a reducir el enrojecimiento y la irritación de la piel. Finalmente, es rico en vitaminas y minerales, como la vitamina B12, calcio y magnesio, que nutren e hidratan la piel dejándola suave y luminosa.

Este preciado componente puede utilizarse en diversos tratamientos de belleza, ya que posee propiedades que lo hacen útil para purificar, cerrar los poros, calmar y combatir el envejecimiento de la piel.

Una mascarilla facial a base de yogur puede hidratar y enriquecer la piel, dejándola libre de imperfecciones.

A veces basta con examinar el mueble de tu cocina para encontrar ingredientes naturales que, como el yogur, pueden convertirse en válidos aliados de belleza sin coste adicional.

Usar yogur natural como refrigerio saludable que contenga probióticos puede mejorar su sistema inmunológico y contribuir a la belleza.

Mucha gente aprecia las capacidades cosméticas del yogur natural y uno de los tratamientos caseros más populares es el yogur y la miel, que pueden eliminar rápida y eficazmente las arrugas y las imperfecciones de la piel.

Mascarilla facial de yogur y miel

Este cuidado de la piel está especialmente indicado para personas que tienen la piel delicada, apagada y agrietada gracias a sus propiedades hidratantes, antienvejecimiento y calmantes.

Tazón de yogur blanco

La miel es un elemento preciado en los cuidados de belleza ya que tiene propiedades antibacterianas , y en combinación con el yogur ayuda a eliminar imperfecciones y puntos negros del rostro.

Para preparar la mascarilla, mezcla dos cucharadas de yogur integral con una cucharada de miel hasta obtener una mezcla suave. Aplicar la crema uniformemente sobre el rostro y dejar actuar durante 20 minutos , luego enjuagar bien.

Aplicando esta mascarilla limpiadora  dos veces por semana conseguirás una piel suave, nutrida y sin imperfecciones.

Piel sedosa y sin arrugas, yogur, miel y aceite de oliva

Esta variación de la mascarilla anterior implica el uso de yogur, miel y aceite de oliva virgen extra. El aceite de oliva es conocido por sus propiedades hidratantes y antioxidantes que ayudan a contrarrestar el envejecimiento celular provocado por los radicales libres.

Para preparar esta mascarilla antiarrugas , necesitas dos cucharadas de yogur natural entero, una cucharadita de miel y una cucharada de aceite de oliva virgen extra.

Mezclar todos los ingredientes hasta obtener una preparación homogénea, aplicar uniformemente en rostro y cuello y dejar actuar  30 minutos. Luego, enjuágate la cara con agua tibia.

Puedes aplicar esta mascarilla antiedad dos veces por semana para conseguir una piel más radiante, suave y aterciopelada . Incluso las primeras veces, podrás notar reducciones significativas en las arrugas faciales.

Mascarilla de limón y yogur

La mezcla de yogur y limón se considera una de las mascarillas faciales caseras más eficaces para pieles mixtas o grasas.

Para crear una solución adecuada, necesitarás 125 g de yogur natural entero y el zumo de un limón.

Para prepararlo es necesario mezclar el jugo de limón con el yogur natural hasta obtener una mezcla suave.

Mascarilla de yogur, piel sedosa y sin arrugas

La crema así obtenida se debe aplicar uniformemente sobre el rostro y dejar actuar durante 20 minutos , tras lo cual se debe enjuagar abundantemente con agua tibia. Esta mascarilla se puede utilizar al menos una vez a la semana.

Ambos ingredientes actúan como purificadores de la piel, combatiendo el acné y los puntos negros y reduciendo visiblemente las arrugas.

Mascarilla facial de yogur y bicarbonato

La mascarilla facial de yogur y bicarbonato es una de las mascarillas caseras de yogur que también ayuda a eliminar imperfecciones y puntos negros de la piel.

Mezclando yogur y bicarbonato de sodio se obtiene una mascarilla con propiedades purificantes y astringentes. Para prepararlo necesitas tres cucharadas de yogur natural, una cucharada de bicarbonato de sodio y medio limón.

La preparación se obtiene mezclando todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea, se aplica la mezcla masajeando con las yemas de los dedos y se deja actuar por 20 minutos.

Miel, yogur y bicarbonato

Después de la aplicación, puedes enjuagar tu rostro con agua fría para provocar una reacción térmica que ayuda a cerrar aún más los poros dilatados.

Añadiendo unas gotas de limón a la mezcla potenciarás la acción antiarrugas.
Esta poderosa mascarilla anti-envejecimiento se puede aplicar una vez por semana. Sin embargo, cuando utilices limón en la piel, debes hacerlo por la noche, ya que la exposición al sol puede provocar imperfecciones en la piel.