Cuando se trata de cultivar pepinos, seguir algunos consejos clave puede marcar la diferencia entre plantas con dificultades o una muy buena cosecha.

Y si te gustan los pepinos, ¡una gran cosecha significa pepinos frescos durante todo el verano! Aquí hay 7 consejos clave para ayudarlo a obtener su mejor cosecha: Los 7 secretos del cultivo de pepinos.

1) Planta en un lugar que disfrute del sol de la mañana

Los pepinos necesitan mucha luz solar para producir una cosecha abundante. Los pepinos dependen en gran medida de la fotosíntesis para construir vides fuertes, robustas y productivas. Un proceso enteramente centrado alrededor del sol.

Coloque su cultivo en un área que reciba al menos 8 horas de luz solar por día. Y si es posible, asegúrese de que sus plantas reciban luz solar temprano en la mañana.

La luz del sol temprano en la mañana ayuda a secar las vides y el follaje del rocío de la mañana. Rocío que, si es persistente, puede crear las condiciones ideales para el moho y el tizón de las plantas.

2) Tierra de calidad para una buena cosecha de pepino

Ya sea plantados en el suelo o en contenedores, los pepinos necesitan un suelo rico y fértil para crecer y prosperar. Además, el suelo debe ser ligero y aireado para permitir un buen drenaje.

Al plantar, agregue compost a cada hoyo de siembra. El compost agrega nutrientes vitales que pueden ser fácilmente absorbidos por las plantas de pepino. Pero aún más, también afloja el suelo para crear un excelente drenaje.

Desde horcas hasta palas y más, hay una amplia gama de herramientas de jardinería que pueden funcionar bien para trabajar con compost.

3) Plantar en montículos

Cuando plante directamente en el suelo, plante su cultivo en montículos ligeramente cónicos. En contenedores, asegúrese de que el tallo principal también esté plantado sobre el suelo circundante.

Las plántulas de pepino son muy susceptibles a la pudrición. Pero un poco de “siembra elevada” ayuda a mantener el tallo principal de la planta fuera del agua durante las fuertes lluvias o el riego.

4) Plantas versus siembra directa

Aunque los pepinos se pueden cultivar fácilmente por siembra directa, preferimos comenzar nuestras semillas temprano y trasplantarlas. El crecimiento adicional y la fuerza de un injerto le dan a la planta una mejor oportunidad de evitar y combatir los temidos ataques de los escarabajos del pepino.
Al plantar, coloque dos plántulas por montículo de pepinos. En caso de siembra, planta 3 semillas y adelgaza las 2 más fuertes después de unas semanas. Al cultivar varias vides por montículo, se entrelazan para obtener más solidez.

5) Ten cuidado con lo que plantas cerca

Lo que plantes alrededor de tus pepinos jugará un papel importante en su productividad. Una cosa que debe evitar con seguridad es cultivar pepinos cerca de las papas.

Las papas liberan una sustancia en el suelo que dificulta significativamente el crecimiento de los pepinos. Y plantarlos cerca puede tener efectos devastadores en su cultivo de pepino.

Pero algunos cultivos son muy beneficiosos, como los rábanos. Cuando se cultivan cerca o con pepinos, los rábanos ayudan a repeler plagas como los escarabajos del pepino y los pulgones que atacan las tiernas plantas de pepino.

Al plantar pepinos, simplemente siembre 5-10 semillas de rábano en los bordes de sus montículos. Las semillas germinan rápidamente y ayudarán a mantener alejados a los escarabajos.

6) Buena rotación de cultivos

Los pepinos, al igual que los tomates y los pimientos, pueden desarrollar fácilmente enfermedades transmitidas por el suelo cuando se plantan en el mismo espacio año tras año.

Rote su cultivo a una nueva ubicación en el jardín cada temporada. Esto permite que el suelo se recupere, minimiza las enfermedades y reduce la posibilidad de infestación a largo plazo.

Para obtener los mejores resultados, espere al menos tres años antes de volver a plantar pepinos en el mismo lugar.

7) Cosecha tus pepinos regularmente

Una vez que las plantas de pepino comienzan a crecer y producir, deben recogerse regularmente para continuar produciendo.

Cuando se sobrecargan con una cosecha, las plantas dedicarán su energía a cultivar frutos existentes, no a producir nuevas flores.

Además, los pepinos dejados demasiado tiempo en la vid se volverán leñosos, llenos de semillas y amargos. Revise las plantas diariamente, ¡los pepinos pueden ir de 5 a 3 cm en solo un día o dos!

Aquí están nuestros 7 secretos para el cultivo exitoso del pepino. ¡Ahora sal y cultiva tu mejor cosecha! Siéntase libre de compartir sus consejos con la comunidad.