Para cultivar pothos fuertes y exuberantes, basta con seguir algunos consejos, especialmente en el riego.

Enriquecer tu jardín o las estancias de tu hogar con flores y plantas es sin duda la mejor elección para dar color y luminosidad a los ambientes en los que vivimos cada día. Especialmente en este período donde la naturaleza estalla en toda su belleza, muchos vuelven a llenar sus espacios con sus amigos verdes, dejando boquiabiertos a todos aquellos que tienen la suerte de admirar este espectáculo. Entre las muchas plantas que se encuentran a menudo en el jardín o en el hogar, está el pothos , un árbol de hoja perenne muy popular y trepador que se usa a menudo para mejorar las habitaciones y las terrazas.

Cómo cultivar pothos – el mejor consejo

Esta planta, originaria de Tailandia y las Islas Salomón, sin embargo necesita muchos cuidados y cuidados adecuados si quieres verla crecer fuerte y frondosa . Para empezar, debes evitar exponer los pothos al sol directo. El consejo es colocar una cortina frente a la ventana o garantizar a los pothos los rayos del sol en las primeras horas de la mañana o al final de la tarde.

Potos

También se debe prestar mucha atención a la temperatura dentro de la habitación donde se encuentra el pothos. Nunca debe hacer demasiado calor ni demasiado frío: lo ideal es mantenerlo entre 15 y 25 grados . Otro consejo muy importante es utilizar un tutor musgoso para las plantas, de forma que los pothos puedan aprovechar una base sólida para trepar.

Dicho esto, hay que tener en cuenta que el pothos necesita un sustrato para plantas tropicales, capaz de retener agua sin crear problemas a las raíces. El mejor sustrato es uno compuesto por humus de lombriz, perlita, piedra pómez y corteza de pino .

Este tipo de sustrato permite que el agua quede retenida en la tierra cuando vayamos a regar la planta. Las raíces siempre permanecen húmedas sin que se formen charcos de agua.

Anteriormente también hablamos sobre la temperatura ambiental adecuada para garantizar los pothos. Eso no es todo, porque esta planta también necesita una adecuada nebulización (una vez a la semana puede ser suficiente), para asegurar el nivel adecuado de humedad. ¿Por qué nebulización?

Sólo la nebulización correcta

De esta manera la planta recibe una neblina y no las gotas de agua que podrían crear algunos problemas para las hojas más pequeñas. Con el riego adecuado, las raíces de la planta pueden respirar sin asfixiarse , por lo que siempre debemos prestar mucha atención a este aspecto. Lo mismo ocurre con la fecundación, otro proceso a realizar con mucho criterio.

Potos en crecimiento

Para un correcto riego hay que garantizar la humedad sobre todo en los bordes de la maceta, ya que las raíces tienden a crecer hacia el exterior. De esta forma en poco tiempo veremos crecer frondosos los pothos .

Cuando notemos que la planta está creciendo correctamente también podemos enrollarla alrededor del tutor de musgo, para así garantizarle la base sólida para crecer con fuerza. Siguiendo todas estas indicaciones el crecimiento de tus pothos te sorprenderá y podrás tener una maravillosa planta trepadora en tu casa o jardín.