¿No te imaginas enfrentar el día sin tus huevos revueltos? Desde la mañana hasta el despertar, es tu rutina habitual llenarte de energía. Felicitaciones, pero ¿estás seguro de que tendrás éxito cada vez? Ciertamente, tienes tu propia técnica para cocinarlos. Sin embargo, tenga en cuenta que al usar algunos trucos y agregar un ingrediente secreto, sus huevos revueltos estarán más tiernos y esponjosos que nunca. No pierdes nada echando un vistazo a nuestros consejos…

 

Plato de huevos revueltos

El ingrediente que hará que tus huevos sean tiernos y esponjosos

Con mantequilla, verduras, salchichas, bacon… Dependiendo de los gustos y deseos de cada uno, los huevos revueltos se pueden preparar y adornar de muchas maneras. Y aunque su método de preparación ha sido ampliamente probado, probablemente haya un ingrediente que nunca haya usado. Es una pena, porque puede marcar la diferencia. ¿Sus huevos a veces tienen una textura ligeramente seca? Gracias a este pequeño truco, este problema ya no será relevante.

Solo se necesitan unas gotas de jugo de limón para transformar la textura de sus huevos revueltos, sin alterar el sabor, para hacerlos más tiernos y esponjosos. El jugo de limón no solo promoverá una cocción más lenta, sino que también evitará que los huevos se coagulen rápidamente. Aún así, ten una mano ligera para no distorsionar el sabor.

Lea también: Riegue sus plantas con este producto a 1 euro: estarán exuberantes como nunca antes

Preparación de huevos revueltos

Otros consejos para probar

El jugo de limón no es la única forma de lograr una textura de huevo ligera. Si desea que sus huevos revueltos sean aún más suaves, hay otros consejos útiles.

Como los dos siguientes:

  • Los huevos se preparan mejor en una sartén fría sin calentar primero la mantequilla. Así que mezcle los dos ingredientes y viértalos en el utensilio antes de pasar bajo el fuego. Una vez que la sartén esté caliente, retírala y vuelve a mezclar. Repita la operación hasta que cocine como desee.
  • Para dos huevos utilizados, agregue una yema adicional. Pocas personas conocen este truco, muy a menudo utilizado en restaurantes. De esta manera, no solo tus huevos revueltos tendrán una textura más delicada, sino que además su color será más vivo y el sabor más distintivo.
Prueba para reconocer un huevo podrido

Realice esta prueba para verificar la frescura de sus huevos

Obviamente, antes de preparar tus huevos, debes asegurarte de que estén frescos para comerlos en paz. El método más común es realizar un experimento con un vaso de agua. Es muy simple: vierta agua corriente en el vaso y coloque el huevo allí. Si flota en la superficie, es porque ha perdido su calidad,por lo que debe ser desechado. Un huevo muy fresco caerá sistemáticamente al fondo del vaso y se acostará horizontalmente. Cuanto más viejo es el producto, más significativo es el ángulo de desviación desde el fondo del vidrio. Después de un mes, por ejemplo, se enderezará con el extremo grueso apuntando hacia arriba.

Lea también: Vierta un poco en sus geranios y florecerán de inmediato: serán exuberantes como nunca antes

¿Sabías que? También es posible comprobar la frescura de los huevos en el supermercado incluso antes de comprarlos. Este es el método de agitación: tome el huevo y agítelo vigorosamente. Si escucha un ruido sospechoso de salpicaduras, entonces no es adecuado para el consumo. Esta es una señal de que el aire ha entrado y ha descompuesto sus propiedades.

Finalmente, la prueba definitiva de frescura será la ruptura del huevo. Antes de hacer una tortilla u hornear un pastel, rompa el huevo en un tazón separado y observe la apariencia de la yema. Si es ligeramente convexo con una consistencia firme, es evidencia de excelente frescura. La proteína debe ser densa y adherirse firmemente a la yema. Por otro lado, si el amarillo parece plano, flácido y si se extiende visiblemente, es un signo de mal estado. Mejor no usarlo.

Lea también: Para inodoros súper limpios, vierta este ingrediente y no podrá prescindir de él