Toda mujer en el mundo busca constantemente productos naturales como el azúcar y el vinagre, que le permitan limpiar la casa, obteniendo resultados satisfactorios sin contaminar el medio ambiente y sin gastar mucho dinero en la adquisición de productos que muchas veces resultan inútiles.

Azúcar y vinagre

Hoy en día basta con acudir al supermercado o a cualquier tienda que se ocupe de la higiene y limpieza del ambiente del hogar para adquirir cientos de productos que prometen mucho pero logran cumplir muy poco. 

Todos los que han probado la mezcla de azúcar y vinagre para limpiar la casa, para quitar cualquier rastro de suciedad y manchas de superficies y ropa, han quedado encantados.

El agua, el vinagre y el azúcar son abrillantadores naturales, aquí te explicamos cómo utilizarlos

Estos dos ingredientes son valientes desinfectantes y abrillantadores que marcan la diferencia. Preparar la mezcla es muy sencillo, basta con verter dos cucharadas de azúcar en 100 ml de vinagre blanco. Luego estos se colocan dentro de una botella rociadora con la que se vaporiza el contenido sobre cualquier superficie a lavar y desinfectar. Y ahí lo tienes.

La mezcla se puede utilizar para quitar quemaduras de cualquier hornillo, de cualquier material, o para lavar la encimera, para desengrasar, desinfectar y pulir el fregadero de acero, para desengrasar ollas y todo lo que sea de aluminio.

La mezcla puede incluso ser útil para fortalecer las plantas y protegerlas de hongos y parásitos que siempre están listos para atacarlas, en cualquier época del año.

Quitar las manchas de los tejidos nunca ha sido tan fácil

El vinagre y el azúcar son incluso maravillosos para quitar manchas de la ropa, lavar paños de cocina, etc. En este último caso, basta con mezclar dos cucharadas de azúcar en media taza de vinagre y diluir todo con agua.

Luego sumerge los paños de cocina a lavar y blanquear en su interior y listo. En cambio, para quitar las manchas de la ropa, debes preparar una pasta compuesta de vinagre, agua caliente y azúcar. Este se debe pasar directamente sobre la mancha y luego dejar actuar al menos una hora.

Finalmente lava en la lavadora y espera unos estupendos resultados, mucho mejores que los normales que se obtienen con el uso de cualquier detergente.

Las propiedades del vinagre que no todo el mundo conoce

Cualquiera conoce de sobra las grandes propiedades del vinagre que desde siempre se ha utilizado para lavar e higienizar cada rincón de la casa. El vinagre se puede utilizar, por ejemplo, para contrarrestar el aire viciado en las habitaciones donde se fuma o para que la ropa quede aún más limpia y suave.

Incluso puedes verterlo en la lavadora tanto para lavar ropa blanca como para lavar tejidos de colores sin tener que preocuparte de que pierdan color o brillo. Para hacer todo esto, basta con añadir unas cucharadas de vinagre al lavado, casi al final .

Una vez terminado solo queda comprobar la suavidad y vivacidad de los colores, las prendas quedan prácticamente como nuevas. El vinagre y el azúcar pueden incluso eliminar las manchas de barro seco.

Basta con crear una solución concentrada , verterla, esperar horas y luego meter la ropa en la lavadora, todo se solucionará sin problemas ni daños de ningún tipo. Los dos ingredientes pueden incluso ser útiles para limpiar ollas o sartenes de cobre o latón que nunca se sabe cómo lavar y pulir.

Pulveriza un poco de producto y luego frota bien sin excederte, sobre todo si utilizas una esponja áspera. Luego se enjuagan con agua caliente y se secan con un paño suave.

Limpia vidrios y cristales en tan solo unos pasos con ingredientes naturales y una esponja muy suave

Lo mismo ocurre cuando se trata de limpiar cristales de ventanas, grandes ventanales o lámparas de araña de cristal. El vinagre y el azúcar no sólo eliminan la suciedad incrustada, sino que el vinagre incluso actúa como antiparasitario. De esta forma evitas utilizar cualquier producto que sea peligroso para tu salud.

El ingrediente que nunca falta en la cocina deja su fuerte y penetrante olor en las superficies, sean las que sean y de esta forma aleja las moscas e insectos que nos atormentan durante todo el año, especialmente en verano.

Para lavar el vidrio y los cristales basta con rociar una pequeña cantidad de agua, vinagre y azúcar, luego pasar una esponja para limpiar y pulir los cristales, finalmente secar bien con un paño limpio y listo.