Techos, paredes, baño, cocina, ventanas… la humedad puede afectar a cualquier lugar de nuestro hogar. En cuanto regresan las estaciones más frías del año, inmediatamente aparecen las manchas negras de moho, una auténtica pesadilla para todos los propietarios. Para prevenir este problema, un experto da consejos imparables que pueden salvarte este invierno.

A menudo causada por la falta de mantenimiento, la humedad puede afectar su hogar. Ropa, muebles, paredes… Puede causar daños en tu hogar pero también acarrear problemas de salud.

¿Cuáles son las causas de la humedad en invierno?

La humedad es cuando hay exceso de vapor en el aire que no tiene forma de escapar debido a la mala  ventilación . Este exceso puede ser causado por el vapor de la cocina, el secado de la ropa dentro de la casa y la transpiración de las duchas. Además, cualquier problema de construcción o plomería que permita la entrada de agua o vapor a la vivienda puede generar problemas de humedad, entre ellos: un techo o tuberías con goteras, el sistema de agua de la lavadora o lavavajillas dañado, etc.

Condensación en el vidrio

pinterest-logo

Gotas de condensación húmeda en una ventana. fuente: spm

¿Cuáles son las consecuencias de un problema de humedad no tratado?

La humedad puede afectar a tu hogar de diferentes formas y si no se previene o elimina a tiempo, puede tener efectos devastadores y muy costosos. Además, la humedad también puede causar serios problemas de salud, incluidas enfermedades respiratorias.

Manchas de moho en la pared

pinterest-logo

Manchas de moho en la pared. fuente: spm

¿Cómo evitar la humedad durante el invierno utilizando la calefacción?

Según el diario sensacionalista británico Express,  Mark Ronald, ingeniero jefe y experto en calderas de Hometree , explicó que  la condensación  es una de las formas más comunes de humedad que afecta a los hogares y que esta se debe principalmente a una mala ventilación. Estos son sus consejos para mantener la humedad alejada con la calefacción central.

  • Evita la humedad manteniendo tu casa caliente

A medida que el costo de vida continúa aumentando, la mayoría de los hogares hacen todo lo posible para reducir sus facturas de calefacción. Sin embargo, puede ser difícil mantener alejados la humedad y el moho sin usar este dispositivo. Según el experto, aunque esto pueda aumentar la factura de la luz, no representa nada en comparación con el precio que costaría contratar los servicios de una empresa especializada en el tratamiento y prevención de humedades y moho. Solución ? Mantén tu calefacción a una temperatura constante y asegúrate de mantener calientes todas las habitaciones de tu casa . De lo contrario, si su casa no se calienta lo suficiente, aumentará la condensación.

Ajustar el termostato del radiador

pinterest-logo

Ajuste el termostato del radiador. fuente: spm

  • Evite la humedad ajustando gradualmente la temperatura de calentamiento

De hecho,  una caída brusca de la temperatura provoca una acumulación de humedad y provoca condensación , especialmente al nivel de las ventanas. Esto también se aplica si solo calienta una habitación y mantiene fría la habitación contigua. Entonces, para evitar este problema, cambie gradualmente la temperatura de su calefacción cada 30 minutos. De hecho, 20°C es la  temperatura ideal  a la que debe configurarlo. Esto permite obtener una tasa de higrometría del 50% (es decir, que la tasa normal varía entre el 45 y el 65%).

  • Evita la humedad ventilando tu hogar

Si su calentador está encendido y tiene un problema de ventilación, podría causar condensación. Si es así, asegúrese de que el aire pueda circular libremente. Para hacer esto, simplemente abra las ventanas con la mayor frecuencia posible, durante 15 a 30 minutos , para permitir que escape el aire cálido y húmedo.

Abrir una ventana para ventilar la casa.

pinterest-logo

Abre una ventana para ventilar la casa. fuente: spm

La humedad puede causar todo tipo de problemas; condensación, desconchado de pintura, aparición de moho y óxido, así como malos olores. Por lo tanto, debe actuar con rapidez para evitar dañar su hogar y exponerse a problemas de salud graves.