Llenos de proteínas, minerales y vitaminas, los huevos son excelentes para el cuerpo. Como beneficio adicional, son saciantes, sabrosos y vienen en una variedad de formas. Una fuente de proteína magra, los huevos duros son bajos en calorías: le dan energía mientras preservan su línea. Aunque parecen muy simples de preparar, su cocción puede estropearse rápidamente por algunos errores. Por lo tanto, es importante seguir algunas reglas de oro para disfrutar de sus huevos perfectamente cocidos. Por cierto, ¿sabías que es muy posible hervirlos en el horno? Descubre este método poco conocido y muy popular entre los profesionales.

 

Huevos duros

Huevos duros: una fuente de beneficios para la salud

Un alimento completo y bajo en calorías, el huevo es muy rico en vitaminas (A, B, D, E, K y N12), aminoácidos esenciales, potasio, fósforo y magnesio. Gracias a sus proteínas magras, a menudo se recomienda para aquellos que desean seguir una dieta baja en calorías. En cuanto a la yema de huevo, contiene metionina, lisina y colina, propiedades esenciales para el buen funcionamiento del sistema nervioso y el cerebro. El huevo estimula así la memoria, la concentración y el aprendizaje.

Pero, ¿sabes cómo preparar correctamente los huevos duros? Esta pregunta seguramente te hace sonreír. ¿Qué podría ser más mundano que cocinar un huevo, no es así? Bueno, piénsalo de nuevo, todavía hay hipo. Si no sigues ciertas reglas de cocción, tus huevos no tendrán el sabor esperado: la yema puede estar demasiado cocida y, por lo tanto, demasiado arenosa. El blanco puede desprenderse de la cáscara, tener una apariencia poco probable y una textura gomosa. En otras palabras, ¡la degustación no será agradable!

Lea también: ¿Por qué se deben rociar los huevos con sal? El brillante truco de las abuelas inteligentes

Incluso si cada uno tiene sus propios hábitos, para cocinar perfectamente, siempre debe recordar la regla 3-6-9. Así, respetando el tiempo de cocción, no tendrás sorpresas desagradables:

  • Para un huevo duro, el tiempo se estima en 3 minutos en agua hirviendo. La yema todavía está un poco cruda y líquida, mientras que la clara está ligeramente coagulada.
  • Para un delicioso huevo blando, no exceda los 6 minutos. La yema gotea delicadamente y la clara se cocina adecuadamente.
  • Finalmente, toma de 9 a 10 minutos para un huevo duro. La cocción estará a punto. Más allá de este tiempo recomendado, no será tan sabroso en boca.

Naturalmente, todo depende del tamaño del huevo. A veces, este marco de tiempo puede variar ligeramente. Del mismo modo, cuando saque los huevos de la nevera, déjelos a temperatura ambiente durante unos minutos antes de sumergirlos en la sartén hirviendo. Pequeño consejo: para evitar grietas, no dudes en poner un poco de sal y vinagre blanco, para solidificar la cáscara y limitar la coagulación de la clara.

Bueno saber: opte por huevos duros con más frecuencia. A diferencia de los huevos duros o de ternera, proporcionan una barrera más fuerte contra algunas bacterias dañinas como la salmonela.

Descascarillar los huevos

¿Cómo hervir huevos en el horno?

¿Pensaste que solo la encimera podía cocinar tus huevos? Probablemente te sorprenderás, pero los chefs a menudo usan otro método inesperado. Este truco, que recientemente se hizo viral en la Red, revela cómo los profesionales hierven huevos en grandes cantidades sin perder tiempo. Apostemos a que eventualmente lo adoptarás y tal vez incluso renuncies a hervir tus huevos en la olla de la estufa.

¿Hervir huevos en el horno? Esta es una idea increíble que nunca se nos habría pasado por la cabeza. Y, sin embargo, ¡aparentemente es muy prometedor!

Lea también: ¿Cómo hacer huevos revueltos cremosos? Un ingrediente secreto marca la diferencia

A continuación, le indicamos cómo:

  • Precalentar el horno a 160°C.
  • Coloca tantos huevos como quieras en una lata para muffins. Este soporte evitará que rueden o choquen.
  • Coloque esta bandeja en el horno y hornee durante 30 minutos.
  • Una vez que se acabe el tiempo, sácalos del horno. Asegúrese de mantenerlos alejados de cualquier fuente de calor para evitar prolongar su cocción.
  • Vierta agua fría en un recipiente como un recipiente con tapa. Tome un huevo a la vez y póngalo dentro.
  • Selle el recipiente con la tapa adecuada, luego agite vigorosamente. Con este truco, la cáscara del huevo se pelará rápidamente y no tendrás que luchar para pelarla.

Notará, después de retirar el huevo del recipiente con agua fría, que la cáscara ya se ha eliminado. Repita hasta que haya descascarado todos los huevos duros. Luego puede consumirlos en varias formas, dependiendo de sus preferencias.

Lea también: Las amas de casa experimentadas usan este increíble truco para pelar un huevo duro fácilmente