¿Sabías que existe un ingrediente de desecho que puede actuar como fertilizante para tus plantas? Averigüemos qué es.

Conseguir un abono gratis para tus plantas se puede hacer utilizando un elemento que casi todos tenemos en casa.

Cómo fertilizar las plantas

Para que las plantas crezcan, necesitan ser fertilizadas de vez en cuando. La fertilización de las plantas es un aspecto importante para promover un crecimiento saludable y vigoroso de las plantas.

La fertilización se puede realizar durante la temporada de crecimiento activo de las plantas. Esto suele corresponder a la primavera y el verano. Evite fertilizar durante el invierno o cuando las plantas estén en estado latente.

Puedes aplicar el fertilizante en diferentes formas, como gránulos, polvos o líquidos. Además de los fertilizantes químicos, considere usar fertilizantes orgánicos como compost o estiércol que pueden proporcionar nutrientes a las plantas a largo plazo y mejorar la salud del suelo. El uso de fertilizantes orgánicos también contribuye a la sostenibilidad ambiental.

Descubramos a continuación cómo crear uno con un ingrediente que muchos de nosotros tenemos en casa. ¿Curioso por conocerlo?

Planta

El abono sin costo

Se pueden alimentar de forma orgánica y natural. El abono en cuestión, que muchas veces se encuentran tirando quienes tienen una chimenea, es la ceniza, la generada por la combustión de la madera.

Tiene un alto contenido en potasio, fósforo, calcio, magnesio y contribuye a la fertilidad del suelo. El calcio las mantiene sanas y previene la pudrición de las flores. El potasio es importante para mantener el rendimiento de la planta.

Por ejemplo, la ceniza juega un papel muy importante en el cultivo de hortalizas como los tomates. De hecho, si el suelo donde se cultivan carece de potasio, los tomates pueden crecer con parches.

El magnesio , por otro lado, es utilizado por las hojas de tomate para mantenerse verdes y absorber mejor la luz solar. Si las hojas están amarillas y rizadas, significa que al suelo le falta magnesio.

Ceniza de madera

Entre otras propiedades de la ceniza de madera, destaca la capacidad de actuar como repelente. De hecho, la presencia de sal desalienta la presencia de pulgones y caracoles así como de otros parásitos. Esta sustancia, sin embargo, pierde su función repelente cuando se moja. Por lo tanto, la aplicación debe repetirse en el tiempo para asegurar el efecto.

La ceniza de madera se puede usar como repelente simplemente rociándola en la base de las plántulas. Por supuesto, nunca debe usarse caliente.

Si por el contrario lo usamos como abono, habrá que juntarlo con la tierra. Para potenciar sus efectos, se pueden añadir hojas de cola de caballo . Esta planta, aunque sea una mala hierba, contiene innumerables elementos útiles para el crecimiento como el manganeso y el magnesio.