Press ESC to close

Así es como puedes calentar tu casa sin gastar un solo euro. 3 trucos simples que funcionan

Si a unos les encanta el frescor del invierno, para otros es un auténtico calvario. Muchas personas no soportan el frío y buscan cualquier forma de calentarse.

Y al contrario de lo que pensamos, no estamos obligados a arruinarnos: hay consejos ideales para mantener el calor en casa y a bajo precio.

Desde los clásicos radiadores, hasta las estufas y otras bombas de calor, los métodos para poder calentar adecuadamente son realmente variados. Sin embargo, cada uno de ellos tiene un coste bastante importante en la factura. Y, la adición es a menudo salada. Es por eso que siempre estamos buscando soluciones menos costosas.

pagar sus cuentas

pinterest-logo

Pago de facturas – Fuente: spm

Tener una casa bien calentada que nos proteja de las temperaturas invernales sin duda tiene un coste considerable. Precisamente por eso es necesario adoptar algunos trucos para mantener el calor el mayor tiempo posible, evitando el gasto innecesario de energía y gas. Y sobre todo, ahorrando importantes sumas en las facturas.

Eso sí, antes de llegar, primero piensa en tomar algunas precauciones: aprovecha al máximo la luz del sol, no abras demasiado las ventanas o incluso  mantén tus radiadores  para conservar la temperatura dentro de la casa.

¡Aquí hay algunos consejos formidables para calentar su nido en minutos, sin gastar dinero!

sol

pinterest-logo

Sol – Fuente: spm

• Disfruta del calor del sol

Como decíamos antes, para mantener el calor ambiente en casa, aprovecha primero el del sol. Abra las cortinas, persianas y persianas para que los rayos del sol calienten su interior.

• Habitaciones aisladas

Aísle las habitaciones en las que no se hospeda. Simplemente apaga la calefacción de estas habitaciones y ya notarás un ahorro en la factura.

radiador

pinterest-logo

Radiador – Fuente: spm

• Dejar ventanas y balcones cerrados

Mantenga las ventanas y los balcones bien cerrados para evitar corrientes de aire. De esta forma, podrás mantener el calor en el interior y evitar un consumo excesivo de energía.

Aplicando estos consejos deberías ver disminuir drásticamente tu factura de energía, sin embargo también recuerda realizar un mantenimiento periódico de los distintos sistemas, ya sea de gas o de electricidad. De esta forma te asegurarás de que funcionan correctamente y sobre todo de que no hay pérdidas innecesarias de calor.