Press ESC to close

Aquí le mostramos cómo cultivar arándanos en su jardín.

El jardín es un lugar maravilloso que te permite dar rienda suelta a tu imaginación. Mucho más que tener virtudes terapéuticas en caso de depresión o simplemente para cuidar el bienestar psíquico, el jardín es el lugar donde confluyen todos los beneficios de la tierra.

De hecho, es posible hacer remedios naturales a partir de plantas cultivadas. Una de esas plantas que absolutamente debes tener en tu jardín son los arándanos. De hecho, contienen flavonoides, vitaminas C y D, así como fibra y tanino. Todos estos elementos favorecen la salud en cuanto a la eliminación de toxinas, el mantenimiento de la memoria, la visión y el aparato digestivo. ¡Así que aquí le mostramos cómo decorar su jardín con un hermoso arbusto de arándanos!

¿Cómo cultivar muchos arándanos en tu jardín?

  1. Elige la ubicación ideal

Como cualquier planta que se precie, la ubicación es fundamental porque ofrece sol y fertilidad del suelo que permiten que la planta florezca. Así, un arbusto de arándanos necesita sol para que el fenómeno de fotosíntesis, necesario para el crecimiento de las plantas, sea óptimo.

  1. Dar suficiente espacio

Los arbustos de arándanos también necesitan mucho espacio para crecer y para que sus raíces se extiendan. Entonces, si plantas varios arbustos uno al lado del otro, sepáralos unos dos o tres metros.

  1. Respetar el proceso de plantación

¡Cada temporada tiene su propia plantación! De hecho, el momento ideal para plantar arbustos de arándanos es el otoño para promover el enraizamiento. Así, la cosecha estará lista ya en julio o agosto. Agregue más tierra al plantar, luego asegúrese de elegir tierra ácida y riegue bien los arbustos todos los días, ya que necesitan mucha agua.

  1. Triturado 

Dado que los arbustos de arándanos no necesariamente tienen raíces profundas, necesitan obtener la mayor cantidad de nutrientes posible. Así, para que se conserve el drenaje de la planta, plantéate realizar un mulching, es decir, una técnica que consiste en cubrir el suelo con materias orgánicas o minerales para nutrir y proteger la planta.

  1. poda

De forma natural, los árboles tienen un crecimiento constante durante todo el año. Pero sucede que sus ramas se vuelven engorrosas, incómodas, incluso peligrosas. Por eso es necesario podar, es decir cortar ciertas ramas, para que el arbusto pueda florecer plenamente y ofrecer múltiples arándanos.

  1. Fertilización 

Entre las etapas de crecimiento particularmente importantes está la fertilización. Consiste en utilizar fertilizantes orgánicos como el estiércol para optimizar las condiciones de alimentación de las plantas cultivadas. Además, añadir fertilizantes orgánicos en primavera mejorará mucho la cosecha de arándanos.

Así, una vez recolectados los arándanos, puedes aprovechar para hacer mil y una recetas saludables, ¡incluida la que te mostramos a continuación!

Receta de jugo de arándanos naturales

Ingredientes : 

  • 1 puñado de arándanos
  • 1 puñado de frambuesas
  • 2 hojas de col
  • pepino
  • 1 vaso de agua

Preparación :

Primero, asegúrate de limpiar las frutas y verduras y luego pela el pepino para recuperar solo su pulpa. Luego, coloca todos los ingredientes en la licuadora hasta obtener una mezcla suave. Según tus preferencias, puedes añadir más o menos agua. Finalmente, consuma la bebida directamente para mantener toda la frescura y los beneficios de los ingredientes.

Este jugo natural te permitirá cuidar tu sistema digestivo, eliminar toxinas presentes en tu cuerpo, regular el metabolismo y mejorar el sistema inmunológico mientras te hidrata!