Los rábanos son uno de mis cultivos de hortalizas favoritos y estoy a punto de hacer mi tercera plántula de primavera. Todas mis plantaciones tienen una posibilidad razonable de éxito porque me comprometo a mimar mis rábanos con un cuidado indulgente, el primer secreto que debo revelarles sobre el cultivo de rábanos. El hecho de que los rábanos crezcan rápido no significa que sean fáciles de cultivar o que no necesiten atención. Descubre a continuación los 7 secretos sobre el cultivo de rábanos.

1) Los rábanos no crecen tan rápido como dicen.

Los rábanos pueden madurar muy rápidamente, pero no siempre. Las compañías de semillas a menudo promueven los primeros rábanos que maduran en 23 días, algo que nunca he visto suceder en mi jardín. Los catálogos dan una estimación más razonable de cuatro a seis semanas, que tiene en cuenta los períodos de crecimiento lento debido al clima fresco y nublado. Siempre cuento al menos seis semanas para una buena cosecha de rábano de primavera y diez semanas para los rábanos cultivados en el otoño.

2) Los rábanos necesitan espacio

El rápido crecimiento de los rábanos viene con condiciones que incluyen una necesidad inflexible de espacio. Las plántulas que crecen demasiado juntas no crecerán más, por lo que debe sembrar las semillas con un espacio uniforme o adelgazarlas poco después de la germinación. Los rábanos pequeños para ensaladas madurarán bien cuando estén separados 5 cm, pero dejarán 10 cm entre los daikones grandes y otros rábanos grandes. Tenga en cuenta que las tiras de semillas de rábano pueden ser de gran ayuda para el espaciado y son rápidas y fáciles de hacer.

3) Crecimiento sin competencia y en buenas condiciones hace una cosecha exitosa

Los rábanos no toleran las malas hierbas o el estrés hídrico y deben tener un suelo que nunca se seque. Los mantillos de temporada temprana son propensos a problemas de en un clima lluvioso, por lo que el riego cuidadoso es la única solución cuando se cultivan rábanos. La lechuga tiene necesidades similares, por lo que a menudo cultivo ambas verduras en filas adyacentes.

4) Solo algunas variedades de rábano crecen bien en primavera

Todas las variedades de rábano crecen bien en el otoño, pero solo algunas lo hacen bien en la primavera. Los rábanos de ensalada de rápido crecimiento en rojo, dos tonos o pastel son las mejores opciones en primavera, pero los únicos rábanos asiáticos que he encontrado que crecen bien a partir de plántulas de primavera son tipos chinos como ‘Dragon’ (los rábanos rojos largos). Los hermosos rábanos rojos y verdes de “sandía” como “Misato Rose” y los daikons en forma de zanahoria siempre son mejores en el otoño.

5) Los problemas de plagas y enfermedades siempre están a la vuelta de la esquina

Los rábanos no están exentos de problemas. Los escarabajos de pulgas hacen pequeños agujeros en las hojas, las y los caracoles hacen agujeros y surcos en raíces perfectas, y un diluvio repentino puede hacer que los rábanos estallen y se pudran. Estas son solo algunas de las razones para cosechar rápidamente los rábanos que se han levantado del suelo, cortar sus partes superiores y almacenarlos en el refrigerador.

6) Una cosecha rápida es esencial

A pesar de las afirmaciones de que algunas variedades de rábano durarán en el jardín sin echarse a perder, la verdad es que muchas cosas malas pueden suceder a los rábanos que no se cosechan uno o dos días de más. Es una paradoja que si los rábanos perfectos se cosechan rápidamente, las raíces cortadas se mantendrán en el refrigerador durante meses.

7) Los rábanos son muy versátiles en la cocina

Los rábanos son deliciosos comidos crudos, pero también es un vegetal que es sabroso cuando se cocina. Merece un uso más amplio en asadores y ollas de cocina. Los rábanos también son un pequeño gran vegetal para la fermentación. Cuando se utilizan métodos de fermentación salina para marinar pequeños rábanos de ensalada cortados por la mitad, los colores se mezclan para producir un pepinillo rosa brillante.

La conclusión es que a pesar de que el cultivo de rábanos puede ser más intensivo que el cultivo de muchas otras verduras, la atención al detalle asegurará una cosecha exitosa.

¿Y tú, cuáles son tus consejos esenciales para los rábanos?