Aprende a cultivar sandía y añade esta suculenta fruta de verano a tu huerto. La sandía casera recogida en la cima de la madurez sabe mucho mejor que la sandía comprada en la tienda.

La sandía necesita mucho espacio y al menos 80 días de temperaturas cálidas para crecer bien. Si tienes ambos, aprende a cultivar sandías con estos consejos.

1. Seleccione la mejor variedad de semillas que se adapte a su clima y ubicación

En climas cálidos, a la mayoría de las variedades les va bien. Algunas de las mejores variedades incluyen Crimson Sweet y Moon and Stars.

En climas cálidos solo en verano, elija variedades de temporada corta o variedades adecuadas para el calor del verano como Desert King y Hopi Yellow.

En climas más fríos, elija variedades de temporada corta como Golden Midget y Sugar Baby.

Si tu espacio de cultivo es pequeño, elige variedades de vid más cortas como Mini-Love, Bush Sugar Baby o Cal Sweet Bush. Estas variedades se pueden cultivar en una cama de 1 m² o menos.

2. Elige y prepara un buen lugar para cultivar tus sandías

La sandía necesita mucho espacio. Algunas vides alcanzan hasta 6 m o más. Dale a la sandía el espacio que necesita para crecer bien.
Modificar el área de siembra con compost y estiércol envejecido. Agregue un fertilizante orgánico equilibrado antes de plantar.
Elija un lugar en el jardín que reciba mucho sol.

3. Siembre semillas de sandía directamente en tierra tibia

La sandía funciona mejor cuando se siembra directamente una vez que la temperatura del suelo alcanza los 21 ° C. Siembre al aire libre 2-3 semanas después de su última fecha de helada. Siembre 3-4 semillas de 2 cm de profundidad, a 1 m de distancia. Riegue bien con una emulsión de algas después de la siembra. Aligerar hasta que la planta más fuerte tenga 3-4 hojas.

En climas más fríos, comience las semillas en interiores en macetas de 10 cm o más y hágalo 1 mes antes de plantar en exterior. Las plantas de sandía son muy frágiles a las heladas, así que espere a plantar si hay riesgo de heladas.

4. Riegue las plántulas de sandía adecuadamente para obtener frutas con mejor sabor

Riegue lenta y profundamente para permitir que las raíces de la sandía crezcan profundamente.
No moje las hojas. Las hojas húmedas promueven enfermedades como el mildiú polvoriento.
Cuando la sandía se acerque a la madurez, reduzca el agua para promover el contenido de azúcar.

5. Alimenta tus plantas de sandía durante toda la temporada de crecimiento

Una vez que las vides comiencen a crecer bien, alimente con un fertilizante orgánico balanceado.
Cuando los frutos se atan en la planta, aplique un remojo de tierra con fertilizante de algas.

6. Cubra la planta y proteja la fruta

Cubra bien las plantas para evitar las malas hierbas y retener la humedad.
Una vez que la fruta esté fijada, use cartón o una cuna de melón para levantar la fruta del suelo para protegerla de plagas y enfermedades.

También es posible cultivar una sandía verticalmente, deberá usar hamacas de melón para apoyar el crecimiento de la fruta. Utilizo sujetadores con cremallera para unir la hamaca del bombín al enrejado.

7. Cosecha en el momento adecuado

Finalmente, el último consejo es cosechar su sandía en el momento adecuado.
Para saber cuándo una sandía está madura, y esta es a menudo la parte más difícil de cultivarla, aquí hay algunas cosas que debe buscar:
Tres zarcillos a lo largo de la punta del tallo (que suben hasta la raíz) son marrones, secos, duros y rizados.
La parte inferior de la sandía se vuelve de color amarillo cremoso o blanco.
Escuchas un golpe sordo cuando golpeas ligeramente la sandía, practica golpear sandías inmaduras para escuchar la diferencia.
La apariencia de la sandía cambia de una apariencia suave a una apariencia opaca.